¡Y que el silencio se convierta en carnaval!

Después de casi 10 meses lejos de oficinas y horarios y con la organización de una boda, una mudanza y adaptarme a una nueva ciudad y estilo de vida, por fin volví a la rutina laboral, ahora desde Mérida, Yucatán. 

En el lapso de estos meses tuve rachas en las que no me daba abasto para hacer tantas cosas y había días en los que de plano rogaba por encontrar algo que hacer; al llegar a Mérida lo primero que hice fue comenzar a enviar solicitudes de empleo, pero como se aproximaba navidad, esa no era la mejor opción y no dio resultado; así que me dispuse a organizar mi nuevo hogar y a tomar la rutina de ama de casa, la cuál es super complicada y merece un diploma en serio; obvio también tenía mis súper ratos libres en los que mi creatividad quería echarse a volar y fue así como nació #YoungAndMarried.

Al iniciar el año, las entrevistas de trabajo empezaron a caer, mínimo iba a 3 semanales y de todas ellas obtuve dos empleos (en cuestión de dos días) así que caí en el momento difícil, decidir cuál era la mejor opción y a quién tenía que darle las gracias y decir adiós, momento súper complicado pues ya había tenido excelentes atenciones por parte de las dos empresas. Es ahí donde tenemos que poner nuestras necesidades y expectativas ante las propuestas de otras personas y siempre decidir lo mejor para nosotros y nuestro futuro, asegurarnos de estar en lo que nos gusta y nos dará más experiencia para planes futuros.

Comencé así el mes de febrero con un empleo nuevo, dentro de una agencia publicitaria, siendo yo parte de una importante cuenta, la cuál era principal patrocinadora dentro del Carnaval de Mérida, así que mi primera semana laboral fue intensa, con horarios de locos, corriendo entre carros alegóricos y redes sociales, obvio era muy cansado, pero lo disfruté muchísimo y fue la mejor manera de agarrar vuelo en el trabajo y aprender a organizarme entre casa, esposo y empleo.

Fueron 5 días intensos de caminatas, fotografías, edecanes, batucadas y bailes, cubriendo conciertos, activaciones y bailes jaja al final de cada día, en serio soñaba con esto, despertaba acordándome de las tareas o cosas ya hechas, fue una gran experiencia que me encantaría cubrir nuevamente pero hasta el próximo año jajaja ahorita tengo que adaptarme a la oficina y al trabajo de día a día.

Esta fue una excelente manera de cambiar la rutina de casa a la rutina laboral ¡con bombos y platillos! Estoy muy feliz y espero seguir creciendo todos los días de manera profesional, próximamente estaré en un diplomado increíble sobre tendencias, algo que me tiene emocionadísima y ansiosa por empezar, ya escribiré toda la experiencia y momentos que pasen en este evento que tanto me apasiona y espero me abra muchas puertas.

Espero tengan un excelente fin de semana lleno de fiestas y celebraciones con los amigos, novios, esposos y pasen cada momento agradecidos por tener personas que nos rodean y apoyan a diario, estaría padrísimo lucirnos con una cena o algún detalle que muestre a aquellos que queremos nuestro cariño.

Nos leemos en el próximo post, gracias por estar nuevamente aquí y dejarme compartir mis experiencias con ustedes ¡Les deseo muchos éxitos y envío buenas vibras!

Besos

Alma A. Maciel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s